Belleza íntima, la importancia de los cuidados de la zona V

28/Mayo/2015

861dc79ec9fb4e796d1888af4df1456fLas mujeres dedicamos varias horas de nuestro día al cuidado del cabello y el rostro. Gastamos mucho dinero en productos que hagan ver lucir mejor la cabellera y qué decir del dineral que invertimos en cremas, tratamientos y todo aquello que promete darnos juventud y belleza. Sin embargo, olvidan cuidar la zona vaginal.

Ese descuido puede traer graves consecuencias. La flora bacteriana y otros elementos que componen el ecosistema vaginal pueden sufrir alteraciones provocando infecciones. Pero no solo eso. El uso de antibióticos, anticonceptivos, el periodo, los malos hábitos alimenticios y de higiene, las duchas vaginales y las relaciones íntimas son factores que exponen la zona V.

“Es importante que las mujeres desde que son niñas tomen conciencia del cuidado que deben prodigar a esta zona. De una buena higiene depende su salud íntima”, explica la ginecóloga Gilma Durán.

Agrega la experta que para evitar el crecimiento de hongos y bacterias en la zona genital se deben usar los productos indicados para su limpieza. “Se debe usar el jabón adecuado, no el mismo que usamos para el resto del cuerpo, que tiene características diferentes. Lo ideal es usar un producto que tenga un pH correcto, jabones con ácido láctico, un ingrediente natural que no altera el pH natural de la zona”.

Y es que resulta que la acidez de la piel vulvar tiene la función de inhibir el desarrollo bacteriano, cuando el pH está bien, la mujer tiene una sensación de bienestar general. “El desequilibrio del pH trae como consecuencia incomodidad, dolor y ardor en las relaciones sexuales”, explica la doctora Durán.

Y es que hoy en día la zona cobra mayor importancia. Existe un auge de tratamientos de rejuvenecimiento genital o vaginal. Este se está convirtiendo en uno de los tratamientos más solicitados.

“El rejuvenecimiento genital mejora el tono del músculo vaginal, su fuerza y control”, explica el cirujano plástico de la Universidad del Rosario, Mauricio Herrera.

Pero agrega la ginecóloga que hay que comenzar por el tratamiento más importante, antes de pasar a la estética: “La higiene correcta siempre será el primer paso, un producto que promueva la limpieza e hidrate la piel de la zona. Y lo mejor, no requiere receta médica”.

Enemigos de la zona V

Situaciones que aumentan el pH como: el semen en las relaciones sexuales, el sangrado menstrual y la pérdida de estrógenos y lactobacilos en la mujer menopáusica.

Hábitos femeninos: higiene inadecuada, usar ropa interior sintética y vestimentas apretadas (aumentan el pH al aumentar la transpiración), el uso de tampones sin cambio durante largos períodos de tiempo (se desarrollan gérmenes que producen mal olor), uso de protectores diarios que impiden un óptimo intercambio con el exterior e intensa actividad sexual sin la lubricación adecuada.

Nota: Los comentarios publicados en este medio fueron enviados por usuarios y no corresponden a la opinión de este medio digital. Los invitamos a aprovechar este espacio con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido. Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados.